Todo aquel que respeta La Torah (Instrucción, Ley Divina), dada por El Eterno a través de Moshé (Moisés), permanece en luz, y no participa de las tinieblas

Y dijo YHVH a Moshé (Moisés):  Extiende tu mano hacia el shamaim (El Cielo), y que haya joshej (tinieblas), sobre Mitzraim (Egipto), tan densas que se podrán palpar.

Shemot (Éxodo) 10:21, Versión Escrituras Unidad

Leer Shemot (Éxodo) 10:20-23

La novena plaga que El Eterno envió sobre Mitzraim (Egipto), FUE LA DE TINIEBLAS, y marcó no solamente un momento crítico y vergonzoso para los egipcios, sino un momento glorioso y magnífico para Israel, porque mientras los egipcios no podían siquiera unos a otros palparse sus propias manos por la densa oscuridad, los israelitas tenían LUZ donde quiera que estuvieran.  ASÍ QUE EL MILAGRO FUE DOBLE:  Por un lado TINIEBLAS sobre y entre los egipcios, por el otro, LUZ sobre y entre los hijos de Israel.  Esto significa que por donde quiera que los egipcios estuvieran había tinieblas y no podían moverse de sus sitios, en cambio los hijos de Israel podían andar de un lado a otro con LUZ dada por El Eterno a ellos.

El Eterno los podría haber sacado solamente con la plaga de las tinieblas, ya que no hubieran sido detenidos por el Paró (Faraón), ni su gente por permanecer en completa tiniebla.  Pero esta opción tenía dos dificultades a considerar:

  • Primero:  Dejaría al Paró (Faraón), con toda su gloria y con todos sus dioses (ídolos) de pie.
  • Segundo:  Los hijos de Israel podrían luego haber pensado que había sido una casualidad y que tomaron ocasión del momento oportuno para salir de Mitzraim (Egipto).  Así que toda la preparación fue necesaria para que el Paró (Faraón) supiera cuán inútil era confiar en sus dioses (ídolos) y en su propia prudencia; y para que Israel supiera quién era El Verdadero Eloah (Dios) del Universo, Adonai Tzebaot (El Señor de los Ejércitos).

Ciertamente que las plagas enviadas por El Eterno sobre Mitzraim (Egipto) fueron avisadas, PERO HUBO UNA PARTICULAR, QUE NO FUE AVISADA:  LA PLAGA O EL JUICIO DE TINIEBLAS.  Entre cada plaga enviada hubo un tiempo prudencial para dar al Paró (Faraón), oportunidad suficiente para arrepentirse, pero no lo hizo.  Y Adonai Tzebaot (El Señor de los Ejércitos), sin aviso previo, dijo a Moshé (Moisés), “neté yadjá al ha-shamayim vayehí joshej al eretz Mitzraim…” Es decir, “alza tu mano a los cielos para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto…”  Y entonces leemos en La Torah (Instrucción, Ley) que una DENSA TINIEBLA cayó sobre todo Mitzraim (Egipto).  Ahora bien, esta TINIEBLA no era, ni es cualquier oscuridad.  No fue simplemente un eclipse momentáneo de sol que oscurece la Tierra, pero que podríamos encender una luz y tener iluminación en nuestra casa.  No fue esto lo que ocurrió en Mitzraim (Egipto); la palabra hebrea para descubrir lo que allí ocurrió es la misma palabra que aparece en Bereshit (Génesis) 1:2, cuando dice:  “… y había TINIEBLAS sobre la faz del abismo…”

ESTA DENSA TINIEBLA se trata de una sustancia oscura que daña TODO; que atenta contra TODO; QUE NO PERMITE ABSOLUTAMENTE NINGÚN TIPO DE LUZ.  Los científicos han descubierto en los Shamaim (Cielos), “huecos oscuros” con total ausencia de luz y son tan oscuros que ni la luz estelar puede penetrar allí.  Cuando Adonai Tzebaot (El Señor de los Ejércitos), dijo a Moshé (Moisés), “extiende tu mano hacia el shamaim (el cielo)”, esa sustancia caótica que cubría la Tierra AL PRINCIPIO (Bereshit/Génesis 1:2), y que no permitía el desarrollo de la vida, y fue retirada a lo más alto del Universo, ahora, desde allí Adonai Tzebaot (El Señor de los Ejércitos), ordenó a Moshé (Moisés), que la trajera sobre Egipto.  No fue simplemente oscuridad, SINO FUE AQUELLA SUSTANCIA NEGRA QUE CUBRÍA LA TIERRA EN EL PRINCIPIO, la que descendió sobre Egipto, al punto que la vida se hizo insoportable para todos los egipcios.  De ser mantenida mucho tiempo, todo Egipto se habría transformado en un caos total.  Por 3 días esas TINIEBLAS cubrieron la tierra de Mitzraim (Egipto).  ESTAS MISMAS TINIEBLAS VOLVERÁN A CAER SOBRE LA TIERRA EN LOS ÚLTIMOS DÍAS.

Leemos en Ishaiahu (Isaías) 8:22, Versión Escrituras Unidad:  “Y CUANDO VUELVAN SUS ROSTROS HACIA ARRIBA Y CUANDO MIREN A ARETZ (LA TIERRA) SE ENCONTRARÁN CON ZOZOBRA Y TINIEBLAS, LA LOBREGUEZ DE LA ANGUSTIA, Y UNA DENSA TINIEBLA EXTENDIDA.”

Dijo nuestro Adón (Señor) Yeshua HaMashiaj en Mattityahu (Mateo) 24:29, Versión Hebraica del Código Real:  “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol se oscurecerá y la luna no reflejará su luz; meteoritos caerán del cielo y las potestades celestes serán removidas de su lugar”.  “Entonces Yeshua les dijo:  Todavía por un poco de tiempo está La Luz entre vosotros.  Andad mientras tenéis Luz, para que no os sorprenda la oscuridad, pues el que anda en la oscuridad, no sabe a dónde va.”  Yohanán (Juan) 12:35, Versión Hebraica del Código Real.

Pensemos ¿qué es esta OSCURIDAD anunciada por El Adón (El Señor) Yeshua El Mesías?  ¿Es algo simplemente físico o algo peor?  Creo que es algo físico como resultado de algo peor detrás.  Miremos La Escritura en La Epístola del Apóstol Pablo a los Efesios 6:12, Versión Hebraica del Código Real:  “Porque no tenemos lucha simplemente contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores del mundo de LAS TINIEBLAS, contra ejércitos espirituales de maldad en dimensiones celestiales.”  LA ESCRITURA HABLA DEL REINO DE LAS TINIEBLAS.  El Eterno al dar a Su Hijo Yeshua HaMashiaj, El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, nos libró del dominio de las tinieblas y nos trasladó al Reino de Su Hijo Amado.  Lo anterior lo leemos en La Epístola del Apóstol Pablo a los Colosenses 1:12-15, Versión Hebraica del Código Real:  “con gozo dando gracias al Padre que os hizo aptos para participar de la herencia de los escogidos EN LUZ; el cual os ha librado DE LA POTESTAD DE LAS TINIEBLAS, y trasladado al Reino de Su Hijo Amado, en quien tenemos redención, el perdón de pecados.  Él es la imagen del Dios Invisible, El Primogénito de toda creación.”

Así pues, todas ESAS DENSAS TINIEBLAS que cayeron sobre la tierra de Mitzraim (Egipto), es la presencia de esa sustancia caótica que cubría la Tierra AL PRINCIPIO (Bereshit/Génesis 1:2).  Arriba, en esos “huecos oscuros” está el cuartel general de HaSatán, en algún lugar intermedio que los científicos han descubierto como “orificios negros” tan oscuros que ni siquiera la luz estelar los penetra.  ESTAS POTESTADES VENDRÁN SOBRE LA TIERRA AL FINAL DE LOS SIGLOS, LAS TINIEBLAS del caos operándose por HaSatán.

Leemos en Revelación o Visiones de YHVH (Apocalipsis) 16:10, Versión Hebraica del Código Real:  “El quinto (malaj/ángel) derramó su copa sobre el trono de la bestia, y todo lo que tenía bajo su control y dominio se oscureció totalmente, y se mordían de rabia la lengua”.  Así pues, lo que tuvo lugar en Mitzraim (Egipto), no fue simplemente ausencia de luz, fue algo mucho más serio que provocó todo tipo de ansiedad, dolor, tragedia y malestar físico.  Y esto vino sin aviso.  Yeshua El Mesías de Israel, habló de esto.  “Pero poned la mirada en vosotros mismos, no sea que vuestros corazones se entreguen a la glotonería y la embriaguez y a las preocupaciones vanas de esta edad presente y venga sobre vosotros, COMO UN LAZO, el día que nadie sabe.”  Hilel (Lucas) 21:34, Versión Hebraica del Código Real.

En esas TINIEBLAS habitan los demonios que actúan CON LAS TENTACIONES sobre los hombres y mujeres, y estimulan El Yetzer Hará (La Mala Inclinación) que todavía persiste en nosotros, y que será quitado hasta que estemos en la nueva habitación (morada, nuestro cuerpo glorificado sin dolor).  La morada que Yeshua fue a preparar, según está escrito en Yohanán (Juan) 14:2,  para todos los que creen en El Único Plan de Salvación dado por El Abba (El Padre) a través de Su Hijo Yeshua El Mesías, (ésta es una de las interpretaciones de este versículo).  ENTRE LAS TENTACIONES que mueven las inmundicias que estimulan el alma, está el adulterio, la fornicación, la homosexualidad y el lesbianismo, (leer Vaikrá/Levítico 18:22; Igueret/Romanos 1:26-27), los vicios como el alcohol, el paganismo (adorar imágenes, seguir religiones falsas, etc.), consultar hechicerías (Debarim/Deuteronomio 18:10-12), la pornografía con sus desviaciones, sexo incorrecto dentro del Matrimonio (Ibrim/Hebreos 13:4), pedofilia (hombres que abusan sexualmente de niños), bestialidades (sexo con animales), etc.  Leer Vaikrá (Levítico) 20:15 y 18:23.

Cuando dice en Hilel (Lucas) 21:34 “como un lazo”, es decir, algo inesperado, que no se anticipa ni se sospecha.  Pero la buena noticia es que mientras Mitzraim (Egipto) estaba bajo aquellas densas tinieblas, EN EL HOGAR DE LOS HIJOS DE ISRAEL HABÍA LUZ.  Leer Shemot (Éxodo) 10:23.

Nuestro Adón (Señor) Yeshua El Mesías, dice:  “Soy La Or (La Luz), de esta edad presente, el que me sigue nunca más andará en tinieblas, sino que tendrá “Or Hajayim” (Luz de La Vida).” Yohanán (Juan) 8:1, Versión Hebraica del Código Real.

Cuando tenemos a Yeshua, La Or (La Luz) Verdadera, como Señor y Salvador de nuestra vida, cuando le hemos aceptado como El Mesías de Israel y le confiamos a Él el perdón de todos nuestros pecados, y cuando procuramos guardar Los Mandamientos que nos aplican dados por Su Padre a través de Moshé, los cuales Yeshua nunca abrogó (leer Mattityahu/Mateo 5:17-20), Elohim (El Juez Supremo), Su Padre, nos sostendrá y hará separación entre nosotros y lo mundano (sistemas de corrupción y religiones falsas).  El Shaliaj Shaul (El Apóstol Pablo), nos amonesta diciendo:  “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿QUÉ COMPAÑERISMO HAY ENTRE LA JUSTICIA E INJUSTICIA? ¿Y QUÉ COMUNIÓN HAY DE LA LUZ CON LAS TINIEBLAS?  Segunda Epístola del Apóstol Pablo a los Corintios (2 Corintios) 6:14, Versión Hebraica del Código Real.

Andemos como de día, andemos como hijos de luz y traigamos honra y alabanza a nuestro Abba (Padre) Celestial y a Su Hijo Yeshua HaMashiaj, que está a la diestra del Padre, intercediendo por todos, hasta que reciba la orden de Su Padre para regresar e instalarse en Ierushalaim (Jerusalén), y gobernar como Señor de señores, Rey de reyes y Kohen HaGadol (El Sumo Sacerdote), según el Orden de Malki-Tzedek, donde estaremos con Él gobernando La Tierra.

Dediquemos tiempo a la debida preparación espiritual MEDIANTE EL ESTUDIO DE LAS ESCRITURAS Y APLICACIÓN DE ELLAS EN NUESTRO DIARIO VIVIR, Y A LA ORACIÓN.  Así también, aborreciendo las tinieblas externas y las internas (Yetzer Hará/Mala Inclinación) que molestan nuestro caminar diario.

La Escritura, La Torah, es sinónimo de LUZ.  La semilla es La Torah y hay que esparcirla en todo tipo de terreno.  La falta de Torah es sinónimo de oscuridad.  Así que cuando no hay Torah (Instrucción, Ley de Dios dada a través de Moisés), no hay LUZ ni en una persona, ni en una familia, ni en una nación.  Nuestro Adón (Señor) Yeshua El Mesías, dice:  “YO SOY LA OR (LA LUZ), QUE HE VENIDO AL MUNDO, para que los hombres NO anden más en tinieblas (sin Torah), sino que tengan la lumbre de la vida (la vida escondida y prometida en La Torah).”  Yohanán (Juan) 8:12, Versión Escrituras Unidad.  Yeshua dijo:  “Vosotros sois la luz del mundo” (Mattityahu/Mateo 5:14, Versión Escrituras Unidad); es decir, que tenemos la misión de dar a conocer La Torah al mundo y causar que tanto hombres y mujeres, se vuelvan al Elohim (al Juez Supremo), al Shadai (al Todopoderoso) de Israel y del mundo, de todo corazón Y A SU MASHIAJ YESHUA, QUIEN ES LA TORAH VIVIENTE, LA OR (LA LUZ) VERDADERA, EL ÚNICO CAMINO DE LA SALVACIÓN.

La Luz no nos es dada para nuestra propia satisfacción, SINO PARA MOVERNOS EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS y sacar a las personas de los sistemas corruptos, donde están sin salvación, muertos en sus pecados y delitos.  Somos llamados a mostrarles El Camino de La Salvación, de La Santidad, de La Tzedek (La Justicia), del Amor Verdadero, de la Emet (La Verdad).

Hay multitud de personas, familias y naciones que están en TINIEBLAS, cada vez más y más densas que no pueden palparse las manos unos a otros.  Pero nosotros tenemos LUZ, la luz de La Torah Escrita y La Torah Viviente (Yeshua HaMashiaj).  Con esa LUZ tenemos que penetrar las tinieblas y tomar aquello que puede ser iluminado y usado para La Gloria del Eterno.