La Verdadera Autoridad – Parte 2

SEGUNDA PARTE

(Entrevista concedida por el Dr. Dan ben Avraham, profesor de Judaísmo y Filosofía Judía al Dr. King en su programa, “Debatiendo la Verdad”.  Tomado taquigráficamente por el Departamento de Relaciones Públicas).

Dr. King:  Buenas noches.  Como lo había prometido, finalmente he encontrado un maestro de Biblia judío que cree en Jesús como El Mesías y que vio el programa de televisión previo donde entrevistamos al Dr. Piodoche y al Dr. Martín, representantes de la Iglesia Católica y Protestante respectivamente.  Dr. Avraham, bienvenido y gracias por estar con nosotros.

Dr. Avraham:  Gracias a usted Dr. King y gracias a toda esta magnífica audiencia que ha venido.

Dr. King:  Como dije anteriormente, usted vio el programa previo.  ¿Qué piensa del mismo?

Dr. Avraham:  Fue un programa muy bueno, muy bien dirigido por usted y desarrollado de forma impecable por las partes.  A pesar de lo difícil del tema y de lo “caliente” del mismo, ambos se mostraron muy capaces, muy respetuosos y muy bien informados.

Dr. King:  ¿En su opinión, quién ganó el debate?

Dr. Avraham:  Es un poco difícil para mí decir u opinar quién ganó el debate PORQUE DESDE MI PERSPECTIVA, AMBOS ESTÁN FUERA DE LA REALIDAD DE LA AUTORIDAD, pero en todo caso, si me ubico estrictamente dentro de los límites eclesiásticos y teológicos que presentaron, creo que la razón la tuvo el representante de la Iglesia Católica, el Dr. Piodoche.

Dr. King:  ¿Sobre qué ha basado su decisión?

Dr. Avraham:  Sobre las evidencias presentadas.  No hubo forma que el Dr. Martín pudiera rebatir el hecho de que cultural y teológicamente, la Iglesia Protestante y Evangélica está unida a la Iglesia Católica y que depende de ella, a su antigüedad y autoridad.

Dr. King:  ¿Entonces usted comparte que la autoridad para determinar qué libros deben formar parte de La Biblia y especialmente del Nuevo Testamento, está en la Iglesia Católica?

Dr. Avraham:  ABSOLUTAMENTE NO.  Por eso le decía que desde mi perspectiva, ambos estaban fuera de la realidad de la autoridad.

Dr. King:  ¿Qué quiere decir con que estaban fuera de la realidad de la autoridad?

Dr. Avraham:  QUIERO DECIR QUE EL TEMA DE LA AUTORIDAD EN TÉRMINOS DE RECEPCIÓN Y TRANSMISIÓN DE LAS ESCRITURAS, NI LA IGLESIA PROTESTANTE NI LA CATÓLICA TIENEN LA AUTORIDAD.

Dr. King:  ¿Quién la tiene entonces?

Dr. Avraham:  La evidencia que proviene del propio documento conocido como Nuevo Testamento, explica a quién se ha dado dicha autoridad.

Dr. King:  Por supuesto, quiero que me hable de eso.  Pero antes, aquí se dijo que Israel por su rechazo de Jesús dejó de ser pueblo escogido y que tal vacante fue llenada por la Iglesia y que si los judíos quieren tomar de vuelta esa posición, tienen que convertirse al cristianismo.  ¿Qué dice usted?  ¿Lo acepta o lo rechaza?

Dr. Avraham:  No, no tiene que darse tal conversión, ni creo que Israel ha dejado nunca de ser el pueblo elegido ni mucho menos que un judío tenga que hacerse cristiano para retomar su posición de pueblo elegido.

Dr. King:  Pero usted cree en Jesús como El Mesías ¿No?

Dr. Avraham:  Yo no creo que ese Jesús, creado por la Iglesia Católica, sea El Mesías.

Dr. King:  ¿Cómo es eso?  ¿Podría explicarme?

Dr. Avraham:  Por supuesto que sí.  En primer lugar no hablamos de Jesús que es una traducción infeliz del nombre hebreo del judío que reclamó ser El Mesías.  SU VERDADERO NOMBRE FUE Y ES YEHOSHUA Y LA CONTRACCIÓN DE ESE NOMBRE ES YESHUA.  Tristemente la traducción del nombre no es simplemente un asunto gramatical, es también, y lo más serio de todo, un asunto de teología.

Dr. King:  ¿Podría explicarse por favor?

Dr. Avraham:  Claro que sí, con mucho gusto.  YESHUA FUE UN JUDÍO QUE VIVIÓ DENTRO DE LA COMUNIDAD JUDÍA DE ISRAEL ENTRE LOS PRIMEROS 30 AÑOS DE LA ERA ACTUAL.  En sus días estaba en pie El Templo de Jerusalén con todos los sacerdotes y levitas oficiando los sacrificios diarios establecidos por El Eterno a nuestro pueblo.

Como judío que fue, mientras era niño, subía con sus padres todos los años A LAS TRES FIESTAS ANUALES QUE TODO JUDÍO ESTÁ OBLIGADO A SANTIFICAR EN JERUSALÉN.  En las otras podía faltar, pero a estas tres no.  Esas Fiestas eran:  Pésaj (Pascua), Shavuot (Pentecostés) y Sukot (Tabernáculos).  Como es evidente, el mundo de Yeshua fue el mundo judío:  La Ley de Moisés, El Templo, los sacerdotes, los levitas, los jueces de Israel, los maestros y las diferentes escuelas de pensamiento hebraico de sus días:  fariseos, saduceos, esenios, sicarios, zelotes, etc.

Dr. King:  Lo que me está diciendo es que Jesús, o sea, Yeshua no fue cristiano.

Dr. Avraham:  Usted lo ha dicho.  YESHUA NO FUE CRISTIANO, no había cristianismo en sus días.  Solamente judaísmo.  Por tanto, las palabras de Yeshua, tienen que ser entendidas a la luz del Judaísmo, no del Cristianismo que vino después, como 300 años más tarde.

Dr. King:  Entonces usted afirma que el Cristianismo es un hecho religioso posterior a Yeshua.

Dr. Avraham:  Correcto.  No solamente posterior a Yeshua históricamente hablando, pero que no representa la enseñanza real de Yeshua, ni de sus dichos ni de su vida.

Dr. King:  ¿Por qué no los representa?

Dr. Avraham:  Porque sus palabras fueron interpretadas a la luz del helenismo greco-romano, no a la luz del Judaísmo.

Dr. King:  ¿Lo que usted me quiere decir es que la interpretación que ha hecho el Cristianismo de Jesús, quiero decir, Yeshua, es muy diferente a la interpretación judía?

Dr. Avraham:  Eso es lo que quiero decir.  La Iglesia surge en un contexto diferente al de Yeshua.  Ella existe fuera de Israel, en medio de la comunidad gentil, imperial y pagana.  No dentro del Judaísmo.  Entonces la misión más importante de la Iglesia fue cómo ganar a los paganos para la nueva fe.  Y con la mira de hacer dicho esfuerzo más llevadero y exitoso, acomodaron los dichos y enseñanzas de Yeshua, que eran judías, al lenguaje y cultura de los paganos.  El resultado fue la distorsión del mensaje judío respecto al Mesías judío.

Dr. King:  Entonces lo que nosotros conocemos hoy como el mensaje cristiano no necesariamente fue el mensaje original de Jesús, o sea de Yeshua.

Dr. Avraham:  Correcto.  Sus palabras fueron entendidas y explicadas a la luz de la filosofía helenista y del paganismo, no a la luz del Judaísmo.  Y el resultado de este hecho fue el surgimiento de la Iglesia Cristiana, o sea, el Cristianismo Católico que tiene muy poco de su esencia original aunque sí guarda muchas de sus formas externas, pero fundamentados en dos hechos claves:  transferencia selectiva y sustitución absoluta.

Dr. King:  ¿Qué significa Dr. Avraham, lo que usted llama transferencia selectiva y sustitución absoluta?

Dr. Avraham:  Significa que la Iglesia Católica, fundamentada en una serie de enseñanzas que ya venían dándose por algunos líderes cristianos, que por supuesto no son judíos, a partir del segundo siglo, como por ejemplo, Ignacio de Antioquía, quien afirmó que Israel había dejado de ser el pueblo escogido y reemplazado por los cristianos, desarrolló una Teología de La Sustitución (Teología del Reemplazo), es decir, ella es ahora el nuevo Israel, el nuevo pueblo de Dios, los judíos fueron rechazados y reemplazados por los cristianos y además una teología de transferencia selectiva, o sea, las bendiciones que inicialmente habían sido dadas para Israel, ahora son pasadas, o transferidas a la Iglesia pero las maldiciones acreditadas, a los judíos desechados por Dios.  (Leer Efesios 2:11-22 y Romanos 11:17-20)

Dr. King:  En otras palabras, lo bueno para acá y lo malo para allá…

Dr. Avraham:  Exactamente.  Eso sucedió y el resultado es la creación de una entidad religiosa completamente separada y divorciada de su matriz judía y en ocasiones, no solamente separada y divorciada, sino su peor enemiga.  CREO QUE NADIE DUDA LA GRAN ENEMISTAD QUE CAUSÓ EL CRISTIANISMO CATÓLICO HACIA TODO LO QUE FUERA JUDÍO, LAS PERSECUCIONES, LAS CRUZADAS, LA INQUISICIÓN Y FINALMENTE EL HOLOCAUSTO NAZI.  Tristemente, todo eso en nombre de la fe cristiana y en nombre de Jesús.

Dr. King:  ¿Y cómo pudo suceder esto?  ¿No debería haber más bien un sentido de gratitud por parte de la Iglesia hacia el pueblo judío?

Dr. Avraham:  Las cosas no se dieron de un día para otro.  Fue un proceso que tomó años, siglos.  Y todo comienza cuando se ignoran los postulados básicos del Judaísmo para hacerlos accesibles a los paganos, cuando para evitar la censura romana, que era el Imperio en aquellos días y que estaban en guerra contra los judíos, se eliminan todas las prácticas y principios judaicos que inicialmente disfrutaban los creyentes en Yeshua:

SE CAMBIA EL CALENDARIO HEBREO EL CUAL MARCABA Y MARCA LAS FIESTAS, EL SHABAT Y EL CAMBIO DE MESES ORDENADO POR EL ETERNO, Y SE ORDENA EMPEZAR A USAR EL CALENDARIO GREGORIANO LLENO DE PAGANISMO Y FECHAS DE FIESTAS PAGANAS, HABIENDO QUITADO LAS FECHAS DE LAS FIESTAS ORDENADAS POR EL ETERNO, PARA NO TENER NADA JUDÍO DENTRO DEL CALENDARIO GREGORIANO.  Y SE ACUSA A LOS JUDÍOS DE SER CULPABLES DE LA MUERTE DE CRISTO.  Esto fue creando una separación, un odio hacia el judío que se transforma en un MOVIMIENTO ANTISEMITA de proporciones mundiales, hasta nuestros días.  Ese proceso fue lo que eventualmente, con la conversión del emperador Constantino al cristianismo por razones políticas, no religiosas, es decir, para usar el cristianismo como herramienta política, creó las condiciones para el Santo Imperio Romano, es decir, el Cristianismo se transforma en la religión oficial del Estado y toma una meta:  crear un gobierno mundial que domine al mundo entero, pues así se pensó sería el dominio de Cristo en la Tierra.

Dr. King:  Entonces el cristianismo no existió en el primer siglo… ¿es lo que usted me quiere decir?

Dr. Avraham:  EL CRISTIANISMO NO TIENE NADA QUE VER CON EL MOVIMIENTO DE CREYENTES NO JUDÍOS DEL PRIMER SIGLO.  El cristiano de Antioquía en los días de Pablo, NO TIENE NADA QUE VER CON EL CRISTIANO DE ROMA TRES SIGLOS MÁS TARDE.  Son dos cosas completamente diferentes, en posición, estado, doctrina y cultura.  Como del día a la noche.  Tristemente el Cristianismo formado así, es decir, la Iglesia Católica o Universal,  vino a ser la antítesis del movimiento cristiano del primer siglo.

Dr. King:  Usted ha dicho cosas extremadamente importantes aquí que nos arrojan mucha luz para entender ciertas cosas que en mi mente por ejemplo, no las podía entender.  Yo no podía entender cómo el cristianismo pudo ser anti judío y antisemita.  Creo que ahora me doy cuenta por qué.  Esto es revelación para mí.  Pero tengo una pregunta:  ¿Fue esta Iglesia Católica y antisemita como usted ha indicado, la que ha dado a luz el Nuevo Testamento?  Si es así, ¿qué tanto podemos confiar en esos documentos?  ¿Son confiables los Documentos que la Iglesia Católica reclama como suyos y que ha dado al mundo como palabra segura e inspirada de Yeshua y sus apóstoles?  En otras palabras, ¿recomienda usted como judío el Nuevo Testamento editado por la Iglesia Católica?  Nos gustaría escuchar su opinión.

Dr. Avraham:  La fidelidad de Dios supera las debilidades del hombre.  Y la maldad del hombre no anula la fidelidad de Dios ni de Su Palabra.  Esto es cierto de Las Escrituras Hebreas, de La Biblia Hebrea y es cierto de cualquier otra verdad que Dios haya querido preservar para el hombre.  En esa realidad amplia de la fidelidad de Dios, aceptamos que el Documento conocido como Nuevo Testamento contiene una riqueza y una herencia magnífica de las enseñanzas originales de Yeshua, nuestro Adón (Señor), nuestro Mesías y así como de sus discípulos originarios.

Dr. King:  Usted dice “contiene”.  ¿Significa que no todo está allí?

Dr. Avraham:  Exactamente, no todo está allí.  De hecho el propio testimonio interno de ese documento conocido como Nuevo Testamento, al cual llamamos Código Real, revela que las palabras y hechos de Yeshua superan con creces lo que fue escrito de él.  Uno de sus discípulos por ejemplo, afirmó que si se fueran a escribir una por una, no cabrían en el mundo los libros que tendrían que ser escritos.  Juan 21:25.

Dr. King:  ¿Y dónde están esos libros?

Dr. Avraham:  Esa colección de libros que conocemos como Nuevo Testamento no ser formó de un día para otro.  Ni los propios discípulos de Yeshua tuvieron idea tal vez de que fueran a editarse todos juntos y formarse un libro.  Ni se pusieron de acuerdo unos con otros para hacerlo.  Cada cual escribió de acuerdo a la situación particular en que se encontraba y supliendo las necesidades específicas de Las Comunidades de creyentes que se habían formado.  Sin embargo, por regla general, los propios Apóstoles tenían conocimiento de esas cartas y las evaluaban.  Al menos esto es lo que nos indica el Apostol Kefa (Pedro) por ejemplo, en una de sus cartas, en relación con los Escritos del Apóstol Pablo.  Por esto hay cartas a individuos en particular y a Comunidades en particular PARA RESOLVER PROBLEMAS PARTICULARES DE AQUELLOS DÍAS.  Por otro lado, es imposible creer que teniendo Yeshua tantos discípulos, solamente dos o tres escribieran sus memorias y sus dichos.  Y es imposible creer que siendo tantas las comunidades surgidas por doquier, tanto judías como gentiles, otras cartas y documentos semejantes a los que ahora tenemos, no fuesen escritos.  La arqueología tiene una gran labor delante y nos esperan grandes sorpresas.

Por otro lado, sabemos que muchos Documentos Hebraicos antiguos fueron quemados por la Iglesia Católica en lugares públicos.  Muchos de esos documentos en hebreo eran copias de otros documentos en hebreo escritos por los Apóstoles.  Tal vez se hayan perdido para siempre.  Además cuando la Iglesia sancionaba este o aquél documento como válido, los que tenían otros rollos no aceptados o reconocidos por la Iglesia Católica o que no fueron mencionados por la Iglesia en sus concilios, los escondían y posiblemente aparezcan en cualquier momento.  Tal vez no, tal vez los hayamos perdido.  Sería una gran pérdida por supuesto.  Mi esperanza es que muchos de esos documentos aparezcan.

Dr. King:  Usted ha mencionado algo interesante, que fue la Iglesia Católica mediante sus concilios quien redactó por así decir, el Nuevo Testamento como lo conocemos ahora.

Dr. Avraham:  Eso es cierto.  La Iglesia Católica es la que editó el Nuevo Testamento como lo conocemos hoy día.  No tal vez porque quisiera, sino porque fue obligada, en cierto sentido, a hacerlo.

Dr. King:  ¿Cómo es eso de que fue obligada a hacerlo?

Dr. Avraham:  Cuando mueren los Apóstoles y la generación de sus discípulos y comienza la entrada del segundo siglo, hay factores políticos que no podemos perder de vista que influyen en los hechos que van teniendo lugar dentro de las fronteras del Imperio Romano y allende sus linderos.  Una gran guerra había concluido en el año 73 en la cual Roma salió ganando militarmente.  Muchos judíos mueren, otros son perseguidos, echados de su tierra y se tienen que ir al exilio y muchos de ellos viviendo en la clandestinidad para salvar sus vidas.  Un movimiento de resistencia judía se levanta y Roma lo sabe.  De hecho, la guerra estalla de nuevo en el 132 con grandes bajas romanas Y LA CONQUISTA DE JERUSALÉN POR LOS JUDÍOS DE AQUELLA GENERACIÓN.

Unos años después, los romanos ganan finalmente la guerra y de nuevo el judío tiene que esconderse entre Las Naciones y dispersarse entre Los Pueblos.  Esto fue así hasta recientemente cuando se crea en nuestros días, el moderno Estado de Israel.  Al principio, los creyentes, esto es, seguidores de Yeshua no judíos, son perseguidos también por Roma porque pensaban que se habían hecho judíos debido a la similitud de sus prácticas y creencias judías.

Dr. King:  Quiere decir que al principio no había separación entre La Sinagoga y los creyentes en Yeshua.

Dr. Avraham:  En principio no lo había, en tanto se fijaron las pautas de la manera cómo debían vivir los gentiles que se convertían al Dios de Israel que no tenían que hacerse judíos ni vivir como judíos necesariamente.  LOS CREYENTES, SEGUIDORES DE YESHUA NO JUDÍOS, FUERON ACEPTADOS EN LAS COMUNIDADES JUDÍAS NETZARITAS, y había paz entre ambos grupos.  Por supuesto, siempre hay problemas y quejas, donde quiera que hay gente hay dificultades, pero doctrinalmente y socialmente no había separación.  Cuando los judíos son perseguidos por Roma, los creyentes en Yeshua (ex gentiles) no judíos, también fueron perseguidos por Roma.

Dr. King:  Porque Roma pensaba que se habían hecho judíos.

Dr. Avraham:  Correcto.  Entonces, para evitar la persecución romana, los creyentes en Yeshua no judíos, intentan demostrar a Las Autoridades Imperiales, que ellos no son judíos ni tienen nada que ver con el Judaísmo.  PARA PROBARLO, CAMBIAN SU CULTO, SU DÍA DE ADORACIÓN PASA DEL SÉPTIMO (SHABAT) AL PRIMERO (DOMINGO), ORDENADO POR ROMA; CAMBIAN LAS FIESTAS BÍBLICAS Y LAS REEMPLAZAN POR LAS FIESTAS RELIGIOSAS PAGANAS DEL IMPERIO, PERO AHORA CRISTIANIZADAS, Y DE ESTA MANERA, EL CRISTIANISMO ALEJA SUS TIENDAS DE JERUSALÉN Y LAS LEVANTA CADA VEZ MÁS CERCA DE ROMA.  El apoyo cristiano posterior al Imperio y la cristianización oficial del mismo, como expliqué antes, culminan ese proceso hacia la primera mitad el siglo cuarto de la era actual.

Sin embargo, dentro del propio cristianismo, había diferentes perspectivas, diferentes posiciones, divisiones, rivalidades, etc.  Uno de los líderes cristianos del siglo segundo, llamado Marción, filósofo griego y experto en La Religión del Estado Romano para la época, hijo de un líder cristiano reconocido, se muda a Roma y establece una Escuela de pensamiento cristiano con ideas helenistas y filosóficas, especialmente de corte gnóstico.

Marción, fue el primer hombre que se atrevió a llamar la Biblia hebrea (La Tanaj, que consta de los 5 libros de La Ley dada por Dios a su pueblo, a través de Moisés, Profetas y Escritos)  “El Antiguo Testamento”.  Lo llamó Antiguo Testamento porque pensaba que su contenido ya no tenía aplicación para los creyentes en Jesús (Yeshua El Mesías), y que había sido reemplazado por El Nuevo Testamento.  Dijo que el Antiguo Testamento era un libro antiguo que pertenecía solamente a los judíos y que carecía de vigencia para los cristianos.  Marción enseñó que en el Antiguo Testamento (La Tanaj) no había Gracia, y que La Gracia aparece por primera vez en el Nuevo Testamento (Código Real).  La división que hoy tenemos en nuestras Biblias del Tanáj y Código Real, mal dicho “Antiguo y Nuevo Testamento”, existe por ese hombre, Marción.

Según sus enseñanzas, el Dios del “Antiguo Testamento” era un Dios de juicio y condenación, pero el Dios del “Nuevo Testamento” es un Dios de gracia y amor.  ¡Qué ignorante Marción, que hasta creía que habían dos dioses!  LA ESCRITURA ENSEÑA QUE DIOS UNO ES Y UNO SU HIJO YESHUA EL MESÍAS.  ¡Escucha pues, oh Israel, YHVH nuestro Elohim, YHVH es UNO!  Leer Debarim (Deuteronomio) 6:4-5 y 10:17.  Aunque algunos líderes de la Iglesia Católica señalaron a Marción como un hereje, el rechazo de Las Escrituras que él esparció echó raíz y prosperó como necia maleza.

Este hombre llamado Marción, dio una lista de los libros que él consideraba debían ser recibidos por los cristianos como auténticos.  Y esa lista dada por Marción para su movimiento, El Marcionismo, creó una revolución dentro del movimiento cristiano.

Dr. King:  Y esta lista de Marción ¿qué libros o documentos incluía?

Dr. Avraham:  Para entonces no existía el llamado Nuevo Testamento.  Existían copias de cartas y de evangelios que circulaban entre las comunidades y algunas eran muy conocidas por todo el mundo.  Pero no había tal cosa como Nuevo Testamento.  Cuando Marción publica su lista, incluye 10 Cartas de Pablo y El Evangelio de Lucas, el compañero y estudiante de Pablo.  Esto creó un cisma en el cristianismo, como es de esperarse y ello causó que los líderes cristianos se unieran para decidir qué hacer con Marción.  Excomulgaron a Marción, lo declararon hereje, lo circularon entre las comunidades y dieron a conocer una lista de libros que todos los cristianos podían tener como confiables.  Había muchos Documentos circulando y copias de Documentos.  En total han aparecido unos 5,000 Manuscritos, en griego, de esos escritos.  Como podemos imaginar, seleccionar de esos 5,000 Manuscritos, algunos de los cuales solamente contienen unas líneas, es una tarea muy difícil.  Además hay citas antiguas de enseñanzas y expresiones de Yeshua que no aparecen siquiera en los Manuscritos Griegos, TODO LO CUAL INDICA QUE HUBO OTRA FUENTE ANTIGUA, POSIBLEMENTE HEBRAICA, DE LA CUAL SE TRADUJO AL GRIEGO.

Dr. King:  ¿Qué idioma habló Yeshua?

Dr. Avraham:  Seguramente no daba sus discursos y enseñanzas en griego ni en latín.  Antes creíamos que el arameo era la lengua materna entre los judíos en Israel, AHORA SABEMOS, POR LA ARQUEOLOGÍA Y LOS DESCUBRIMIENTOS DE LOS ROLLOS DEL MAR MUERTO, QUE ERA EL HEBREO, aunque había expresiones arameas e incluso griegas que se adoptaron en el lenguaje cotidiano.  POR LO TANTO, PODEMOS ESTAR SEGUROS QUE YESHUA HABLÓ EN HEBREO y luego sus enseñanzas se tradujeron a otras lenguas, por medio del griego, el lenguaje internacional de aquellos días.

Dr. King:  Realmente me estoy gozando con toda esta información, y espero que nuestra audiencia también.  Sin embargo, hay un tema que es crucial en todo esto.  Usted es judío y creyente en Yeshua, como usted dice, como El Mesías prometido a Israel.  ¿Es esto correcto?

Dr. Avraham:  Sí, es correcto.

Dr. King:  En un programa previo tuvimos aquí dos buenos amigos, el Dr. Piodoche y el Dr. Martín, católico y protestante, respectivamente.  Y se debatió el asunto de quién tiene autoridad para determinar el contenido de la fe cristiana y sobre todo, quién tiene autoridad para establecer qué libros deben ser considerados inspirados y qué libros no, en relación a La Biblia, pero especialmente del Nuevo Testamento.  El Dr. Piodoche afirmaba que solamente la Iglesia Católica tiene esa autoridad.  Pero el Dr. Martín, afirmaba que La Biblia misma es su propia autoridad.  En respuesta, el Dr. Piodoche estableció que a no ser por la Iglesia Católica, los protestantes y evangélicos no tendrían Nuevo Testamento y que por lo tanto, ellos debían gratitud y sujeción a la Iglesia Católica, porque solamente ella ha demostrado históricamente, ser la receptora de la revelación de Jesús como Mesías y del Nuevo Testamento como Escritura Inspirada y válida para todos los cristianos.

Dr. King:  Ustedes, los judíos creyentes en Jesús como El Mesías, quiero decir Yeshua, ¿están sujetos también a la autoridad de la Iglesia Católica en cuanto ella es la depositaria de la revelación del Nuevo Testamento y quien ha fijado los libros que deben componerlo?  Adelante Dr. Avraham, queremos escuchar su respuesta.

Dr. Avraham:  Para responder a esta pregunta, usaré dos argumentos.

PRIMERO, el argumento interno del propio Nuevo Testamento.  Segundo, el argumento histórico.  Vayamos al primero, el argumento que encontramos en el propio Nuevo Testamento:

a)                  1 Timoteo 3:16, afirma:  “Toda La Escritura es inspirada por Dios…”  ¿Quién escribe esto?  ¿Un católico o un judío?  Un judío.  Por lo tanto, es un judío el que está dando testimonio y diciendo que “Toda La Escritura es inspirada por Dios”.

SEGUNDO, cuando dice “toda La Escritura”, ¿a qué se refería?  ¿Al Nuevo Testamento o a La Biblia Hebrea?  No al Nuevo Testamento, no existía tal cosa como Nuevo Testamento.  Por lo tanto, es a La Biblia Hebrea.  Así pues, el propio testimonio DEL DOCUMENTO QUE LA IGLESIA CATÓLICA LLAMÓ NUEVO TESTAMENTO, afirma que La Escritura Inspirada es La Biblia Hebrea, por tanto, el Nuevo Testamento se queda fuera de esta declaración porque no existía, lo único que existía era La Biblia Hebrea:  La Ley de Dios dada por medio de Moisés, los Profetas y los Salmos (La Tanaj).

Dr. King:  ¿Entonces usted no considera el Nuevo Testamento como inspirado?

Dr. Avraham:  NO HE DICHO ESO.  He dicho que para el momento cuando Pablo afirma que “toda La Escritura es inspirada por Dios”, él no tenía en mente tal cosa como Nuevo Testamento, porque no existía el Nuevo Testamento.  Solamente existía La Biblia Hebrea.  En otras palabras, cuando Pablo visitaba las comunidades judías del primer siglo, no iba llevando consigo El Evangelio de Mateo, el de Marcos, el de Juan, o la Carta de Pedro ni el Apocalipsis.  Esas escrituras vinieron después, se formaron después.  Históricamente entonces, históricamente hablando, La Escritura Inspirada de que habló Pablo fue La Biblia Hebrea:  La Tanaj (La Torah o  Ley dada por Dios a través de Moisés, Los Profetas, y Escritos).

Pero hay más, en el Nuevo Testamento, en Romanos 3:1-2, documenta lo siguiente:  “¿Qué ventaja tiene el judío?  ¿De qué aprovecha la circuncisión?  APROVECHA MUCHO.  Primero, ciertamente, QUE LES HA SIDO DADO EN CUSTODIA, LA TORAH DE DIOS, ES DECIR, LA LEY DE DIOS, LAS SAGRADAS ESCRITURAS”.  Como es evidente, lo que el propio Nuevo Testamento afirma es que TODO LO QUE SEA PALABRA INSPIRADA DE DIOS, le ha sido dada en custodia… ¿a quién?  A la circuncisión, esto es, al pueblo judío.  Entonces somos los judíos los receptores, guardianes y custodios de La Palabra de Dios.  Cualquiera que afirme que este o aquel libro es Palabra de Dios, debe saber que SOMOS LOS JUDÍOS LOS RECEPTORES DE TODO LO QUE SEA PALABRA DE DIOS POR DECRETO DIVINO.

Dr. King:  Bien, trato de seguirlo.  Lo que usted afirma es que el propio testimonio del Nuevo Testamento, define quién está en autoridad en relación con Las Escrituras.

Dr. Avraham:  Correcto.  Y uno se pregunta:  ¿Dónde estaba la Iglesia Católica cuando Rav Shaul (Apóstol Pablo), un judío, escribe testimonio como este?  Si la Iglesia Católica reclama autoridad sobre la base de su historia, ¿dónde estaba ella cuando Pablo dijo esto?  Pero tengo otra evidencia más.  EN ROMANOS 9:4-5 SE DOCUMENTA:  “QUE SON ISRAELITAS, A QUIENES PERTENECEN LA ADOPCIÓN, LA GLORIA, LOS PACTOS, LA PROMULGACIÓN DE LA LEY DIVINA CON SUS ORDENANZAS DE SERVICIO Y LAS PROMESAS; DE QUIENES SON LOS PATRIARCAS Y DE LOS CUALES, BIOLÓGICAMENTE VINO EL MESÍAS…”  De nuevo, Rav Shaul habla de la paternidad de la revelación y afirma que es al pueblo judío al que El Eterno ha escogido como depositario de la adopción, la gloria, los pactos y la promulgación de La Ley Divina…”   Dr. King, ante esta evidencia, la pregunta que tenemos que hacernos es:  ¿Fue a la Iglesia Católica a quien Dios escogió o fue a Israel?  ¿Quién es la depositaria de la revelación, de los Pactos, de las Promesas, de Las Escrituras, la Iglesia Católica o Israel?  La respuesta es, no la Iglesia Católica, sino Israel.

Dr. King:  Esto suena muy lógico.  ¿No?

Dr. Avraham:  Pero hay algo más aún:  Si esto que dice Pablo es cierto y a los judíos Dios le ha confiado las Escrituras, los Pactos y la Promesa, ENTONCES TODO LO QUE SEA ESCRITURA, PERTENECE AL PUEBLO JUDÍO.  En otras palabras, si los Escritos del Nuevo Testamento son Palabra de Dios Inspirada como La Torah y los Profetas, entonces pertenecen a la comunidad de Israel, no a la Iglesia Católica, PORQUE YA HA SIDO PROBADO POR EL PROPIO NUEVO TESTAMENTO, QUE ISRAEL ES EL DEPOSITARIO, NO LA IGLESIA CATÓLICA.  Y si hubieran pertenecido a la Iglesia Católica, entonces no sería Palabra Inspirada de Dios como La Torah, porque ya hemos visto que TODO LO QUE ES PALABRA INSPIRADA DE DIOS, PERTENECE A ISRAEL, EL DEPOSITARIO DE LA REVELACIÓN.  Si cambias el depositario, destruyes la revelación.  Esto no lo debemos olvidar.

Dr. King:  Estoy tratando de entender su argumento.  ¿Podría explicarlo un poco más?

Dr. Avraham:  Por supuesto.  Mire, en Efesios 2:20, Pablo dice:  “Edificados sobre el fundamento de los Apóstoles y Profetas, SIENDO LA PIEDRA PRINCIPAL DEL ÁNGULO, EL MISMO YESHUA HAMASHIAJ”.  El contexto demuestra que Rav Shaul (Pablo) está hablando a creyentes de origen no judío que habían hecho su conversión oficial al Dios de Israel como El Único Dios Verdadero, que habían abandonado sus ídolos y costumbres paganas y se habían refugiado bajo las alas de la Shejinah (La Presencia Divina).  ¿Dónde caben?  ¿Dónde están ubicados?  En un edificio que tiene un fundamento.  ¿Cuál es el fundamento?  Los Apóstoles y Profetas siendo Yeshua como El Mesías, La Piedra Principal del ángulo.  Consecuentemente lo que soporta todo el edificio es su fundamento, es decir, las enseñanzas de los Apóstoles y Profetas que estuvieron con Yeshua HaMashiaj, TODOS LOS CUALES FUERON JUDÍOS.

Consecuentemente, la autoridad de los escritos que forman esa colección conocida inapropiadamente como Nuevo Testamento, no viene por otra vía que por su fundamento que sostiene todo el edificio.  Sin ese fundamento, no hay edificio.  Y EL FUNDAMENTO ES JUDÍO, NO CRISTIANO.  Entonces La Autoridad de los Escritos agrupados en El Código Real, llamado Nuevo Testamento, VIENE POR SU AUTOR, no por su destinatario.

Dr. King:  Creo que ese es un pensamiento que debería usted repetir, que LA AUTORIDAD VIENE POR EL AUTOR NO POR EL DESTINATARIO.  ¿Qué quiere decir con eso?

Dr. Avraham:  Si la Iglesia Católica o Protestante debaten si este sí o este no, es un asunto de ellos.  Para nosotros, los judíos, si el autor es judío bajo la autoridad de Yeshua o bajo la autoridad directa de un discípulo íntimo de Yeshua, sus escritos tienen normatividad para nosotros, valor espiritual y legal importante y por tanto, lo recibimos y lo amamos.  Ahora tenemos 27 pero mañana pueden ser 29, todo depende de lo que El Eterno nos tenga reservado para el futuro.  Que coincida con la lista aceptada por la Iglesia Católica no nos afecta absolutamente para nada en términos de autoridad, como tampoco si coincide con la lista del incorrectamente llamado, Antiguo Testamento.

Por lo tanto, la gran pregunta que tenemos que hacerle a la Iglesia Católica es la siguiente:  ¿Aceptan ustedes los Escritos Judíos que fueron enviados a Las Comunidades Judías y conversas del primer siglo para instruirles acerca de cómo debían vivir dentro de la familia de Israel?  Si los aceptan, se benefician.  Si no los aceptan, se perjudican.  Pero la autoridad viene por quien hace la pregunta, no por quien la responde.  Este es el argumento que se desprende directamente del propio Código Real.  Pero mencionamos otro argumento, el que viene de la historia, el argumento histórico que viene dado en dos aspectos del mismo asunto.

Dr. King:  ¿Qué significa argumento histórico, que hay evidencias históricas que prueban lo contrario?

Dr. Avraham:  En cierto sentido.  Pero quiero decir, específicamente, que viene de la historia misma.  Por ejemplo:  ¿Dónde estaba la Iglesia Católica cuando los judíos creyentes en Yeshua andaban con él y recibieron de su boca sus dichos y enseñanzas que fueron luego, según fue necesario, preservadas en forma escrita?  La respuesta es muy simple:  EN NINGÚN LUGAR, NO HABÍA IGLESIA CATÓLICA EN LOS DÍAS DE YESHUA.  Había solamente una comunidad: Israel, el pueblo escogido, la receptora de la revelación, la responsable de velar y cuidar la herencia de la elección y la redención del mundo.  POR EJEMPLO, LA IGLESIA CATÓLICA AFIRMA:  que cuando por medio de su cabeza, el Papa, habla en asuntos de fe y moralidad, ella, como depositaria de las llaves del Reino no miente ni yerra, porque es asistida por el Espíritu mismo de Dios, por lo cual las palabras ex cátedra del Obispo de Roma, son infalibles e inerrantes, o sea, sin errores.  Se afirma que esta asistencia divina es lo que causa que la Iglesia no yerre en sus decisiones, porque todas vienen directamente del Cielo quien le ha dado a ella la autoridad para determinar qué está permitido y qué no está permitido, qué se puede creer y qué no se puede creer.

Dr. King:  En otras palabra, la voz ex cátedra del Papa, es la voz misma de Dios, inspirado, sin yerros, normativo y obligante para todos los cristianos y esto es precisamente lo que la autoriza para determinar el Índice de la Biblia y del Nuevo Testamento.  ¿Es cierto esto?

Dr. Avraham:  La pregunta que tenemos que hacerle a Roma es esta:  ¿Dónde estabas tú cuando Yeshua presentaba las ofrendas en el Templo junto a sus padres en Yom Kipur?  ¿Dónde estabas tú, cuando Yeshua comía el cordero pascual cada 15 de Aviv con sus padres y hermanos en Jerusalén?  ¿Dónde estabas tú, cuando Yeshua estaba en el Atrio del Templo y cuando entraba en la Sinagoga cada Shabat para escuchar la lectura de la Torá y de los Profetas?  ¿Dónde estabas tú cuando Yeshua santificaba Shavuot y estaba en Januka en Jerusalén?  ¿Dónde está tu “Tabla de Contenido” de esta hoja de servicio de nuestro Adon Yeshua HaMashiaj?  Si ha sido la Iglesia Católica la depositaria de La Revelación ¿dónde estaba ella recibiéndola en esos días?

Dr. King:  Pero aun así, fue la Iglesia Católica quien hizo el Índice del llamado Nuevo Testamento.  ¿No muestra eso su autoridad?

Dr. Avraham:  El que puso el índice o la tabla de contenidos bíblicos, no lo hizo por su propia autoridad, sino por la autoridad que está detrás, el testimonio judío fundamentado en la elección divina y los decretos del Altísimo.  Porque solamente si el que escribió es judío o un discípulo directo o bajo la supervisión de un judío íntimo del Maestro, es válido.  En otras palabras, la Iglesia Católica no hizo otra cosa que aceptar que el testimonio judío venido de los judíos, es confiable.  PERO LO QUE HACE CONFIABLES ESOS ESCRITOS NO ES EL TESTIMONIO DE LA IGLESIA, ES LA CREDIBILIDAD DEL ESCRITOR.  Y LOS ESCRITORES SON JUDÍOS, O POR NACIMIENTO O POR ELECCIÓN.  Yeshua dijo:  “La salvación viene de los judíos” (Juan 4:22).  El Eterno envió a su Hijo a nacer dentro del pueblo judío.

Dr. King:  Entonces usted dice que la autoridad no está en la Iglesia Católica.

Dr. Avraham:  La Autoridad de un Libro de La Escritura no depende de ningún hombre o Institución, depende de su propio valor procedente de La Torah, de Israel y de La Autoridad de nuestro Adón Yeshua y sus Emisarios íntimos.  Si no viene de un Emisario íntimo, que a su vez viene del Mashiaj, que a su vez viene de La Escritura, SABEMOS QUE NO ES INSPIRADO POR DIOS.

Dr. King:  ¿Y esto aplica al resto de la Biblia también?

Dr. Avraham:  También. Si no viene por un profeta o un discípulo íntimo de un profeta, que a su vez viene de La Torah dada por Dios a Moisés, sabemos que no es inspirado por Dios.  Puede ser un buen libro, magnífico, válido para ciertas cosas, pero no para formar parte de eso que nuestro Adon, Yeshua HaMashiaj llamó:  “La Torah, los Profetas y los Salmos”.

Dr. King:  Lo que usted está diciendo entonces es que solamente si el libro en cuestión sigue esa línea, es confiable.

Dr. Avraham:  Correcto y que así lo podemos aceptar y recibir.  Y en ese proceso, la Iglesia Católica o Protestante no es depositaria ni receptora, solamente beneficiaria, como el resto de la humanidad.  LA DEPOSITARIA DE LA REVELACIÓN ES ISRAEL Y POR TANTO, RECAE SOBRE LOS JUDÍOS LA RESPONSABILIDAD DE ENSEÑARLA AL MUNDO.  Este no es el caso de un cristiano, por ejemplo, porque todo lo que un cristiano conoce de su fe viene del propio Nuevo Testamento y por tanto, no tiene ningún elemento externo con el cual verificar si su contenido es válido o inválido.

Dr. King:  Lo que usted insinúa es que la única opción de un cristiano es confiar en la autoridad que reclama la Iglesia para seleccionar qué libros son y qué libros no son.

Dr, Avraham:  Correcto.  Quisiera puntualizar esto, si me permite:  Aun cuando un libro pueda ser escrito sin errores, no es suficiente para determinar su inspiración e inerrancia divinas.  Por tanto, el cristiano, protestante o evangélico no tiene otra opción que confiar en la Iglesia Católica en esto, aunque inconsistentemente por supuesto, rechace lo otro, es decir, sus enseñanzas, dogmas y doctrinas cristianas.

Dr. King:  ¿No aplica eso al judío también?

Dr. Avraham: Absolutamente no, por una simple razón:  Los judíos tenemos La Torah, tenemos La Palabra Profética más segura y todo lo que sea incompatible con La Torah, no viene de Dios y no lo podemos recibir como inspirado por Dios.  Y en este sentido, solamente Dios tiene la autoridad y solamente El Eterno conoce con absoluta seguridad cuáles libros son inspirados divinamente y cuáles no y esa decisión Él ha decidido comunicarla a la comunidad de Israel, no a una persona en particular.  Fuera de Israel, ni el obispo de Roma, ni los concilios cristianos ni el de Nicea ni el de Trento ni el Vaticano Segundo, ni los que vengan, tienen autoridad para determinar la legitimidad de algún escrito religioso.

Dr. Avraham:  Tenemos tres criterios fundamentales.:  1)  ¿Fue su autor un judío discípulo de Yeshua El Mesías bajo su Autoridad?  Si la respuesta es positiva, el libro en cuestión va calificando.  2) ¿Es compatible con los Profetas?  Si la respuesta es positiva, el libro en cuestión sigue calificando.  3) ¿Es compatible con La Torah?  Si la respuesta es positiva, el libro en cuestión puede entonces ser aceptado.

De faltar uno de estos tres principios básicos, no califican.  Consecuentemente, como judíos creyentes en Yeshua como El Profeta anunciado por Moisés (Deuteronomio 18:15), esto es, El Melej HaMashiaj (El Rey Mesías).  Cuando tenemos en nuestras manos esos escritos conocidos como Nuevo Testamento, no estamos recibiendo su Índice de la Iglesia Católica, sino de su contenido hebraico que es el fundamento de su validez como La Torah oral de nuestro Maestro, Yeshua HaMashiaj para que sepamos cómo debemos cumplir La Torah y aplicarla en nuestras comunidades, familias y vidas personales, en el caso del judío.

Dr. King:  ¿Y si la persona no es judía?

Dr. Avraham:  Si la persona no es judía, estos libros tienen la intención de mostrar cómo tiene que vivir un converso sincero (Romanos 11:17, Efesios 2) dentro de la comunidad de Israel y reteniendo el testimonio de Yeshua como Mashiaj.  No es si yo “siento que el libro me habla”, no es si “me hace bien cuando estoy en problemas” lo que determina la inspiración de un libro.  Porque de ser así, el Corán también sería inspirado en tanto que los musulmanes reclaman alivio espiritual cuando lo leen.  Lo que determina la validez viene dado por un simple hecho:  ¿Es compatible con La Torah?  ¿Sí o no?  ¿ES EL CORÁN COMPATIBLE CON LA TORAH?  NO.  POR TANTO, NO VIENE DEL DIOS DE ISRAEL.  Esta es la medida para evaluar nuestros libros y nuestra verdad.  Yo no creo en Dios porque la Iglesia Católica lo diga, creo en Dios porque se reveló personalmente a mi pueblo en Sinaí y nos dio Su Torah y nuestro pueblo ha mantenido siempre el testimonio de esta revelación.  De la misma manera, el Nuevo Testamento.  No es asunto de la Iglesia, es asunto de nuestro pueblo, de nuestros Profetas, de nuestro Adon Yeshua El Mesías Judío, que nos fue prometido en La Torah.  Si el testimonio que recibo está en armonía con La Torah y es compatible con La Torah, entonces es válido y lo acepto.  PERO SU VALIDEZ VIENE DE SU FUENTE, DE SU RAÍZ Y ESA RAÍZ ES HEBREA, JUDÍA, NO CATÓLICA NI PROTESTANTE.

Dr. King:  ¿Pero qué del Código Da Vinci?  No revela de alguna manera cosas escondidas por la Iglesia Católica que no desea bajo ningún concepto que nuestra generación sepa, especialmente ante la posibilidad de conocer por ejemplo, que Jesús sí fue casado, que tuvo hijos y otras cosas jamás dichas por la Iglesia?  ¿Hay algo que se está escondiendo aquí?

Dr. Avraham:  Es cierto que por muchos siglos la Iglesia Católica ha tratado de ocultar grandes verdades.  Ha habido mucha investigación histórica y bíblica en relación con el Vaticano que demuestran las sospechas de muchos, especialmente de aquellos que no tienen intereses religiosos, económicos y políticos relacionados con Roma.  PERO EL CÓDIGO DA VINCI ES CIENCIA FICCIÓN… HASTA AHORA.  Creo que La Orden de los Jesuitas formada por Ignacio de Loyola en el siglo 16, representa una mayor atracción histórica que Isaac Newton y Leonardo Da Vinci.

Dr. King:  ¿Cree usted en los mensajes ocultos en esos famosos cuadros y paredes de ciertas catedrales antiguas?

Dr. Avraham:  No están demostrados, es ciencia ficción.  Pero el mensaje abre una puerta a la correcta investigación histórica, juntamente con la publicación del Evangelio según Judas.

Dr. King:  ¿Y cuál es la mejor manera de entender correctamente las palabras de Jesús y del Nuevo Testamento en sentido general?

Dr. Avraham:  Por medio de El Código Real, la Versión Textual Hebraica del llamado incorrectamente Nuevo Testamento hecha como resultado de la investigación arqueológica, histórica, lingüística y exegética judía, siguiendo los principios de interpretación bíblica del Judaísmo y haciendo énfasis, como debe ser, de la hebraicidad del mensaje de Yeshua y de sus Emisarios.

Dr. King:  ¿Qué significa Código Real?  ¿Algo como el Código Da Vinci?

Dr. Avraham:  ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER.  El Código Real, la Versión Textual Hebraica del llamado incorrectamente Nuevo Testamento surge sin nada que ver con la novela de Dan Brown.  SE LE LLAMA “CÓDIGO” PORQUE ESTÁ ESCRITO EN DIFERENTES NIVELES DE INTERPRETACIÓN, TÍPICO DEL JUDAÍSMO.  Y “Real” porque está relacionado con la realeza de Israel, es decir, la Casa de David.  Pero no hay relación alguna con el Código Da Vinci.

Dr. King:  ¿Puede de alguna manera el Código Real, ser una versión que frene el impacto secular que podría causar la película anunciada sobre el Código Da Vinci?

Dr. Avraham:  Sin duda, si alguien desea conocer la verdad, la verdad histórica y científica de los dichos y enseñanzas de Yeshua, lo mejor que puede hacer es adquirir una versión del Código Real o Pacto Renovado y LEERLA CON UNA MENTE Y UN CORAZÓN ABIERTOS, SIN PREJUICIOS TEOLÓGICOS.  Porque aquí se presenta una perspectiva correcta de los dichos de Yeshua y sus Emisarios, es decir, la perspectiva hebrea, la única válida para estudiar un Documento Judío del primer siglo.

Dr. King:  ¿Y dónde se puede adquirir?

Dr. Avraham:  Lo puedes hacer visitando la página Web, www.codigoreal.com o en www.amazon.com y buscando por Código Real.  O en tu librería favorita.

Dr. King:  Dr. Avraham, gracias por estar con nosotros.  Sin duda hemos aprendido muchas cosas interesantes.  Me gustaría hacerle otra entrevista, si acepta por supuesto.

Dr. Avraham:  El placer ha sido mío.  Espero que no solamente usted, sino todos los que hayan visto o vean este programa, también aprendan, ya que todos vivimos aprendiendo, y debemos continuar toda la vida aprendiendo.  LA INFORMACIÓN CORRECTA NOS LIBRA DE LA MUERTE, SI ACTUAMOS EN CONSECUENCIA CON LA VERDAD.  Para mi será un honor verle de nuevo en su programa.  Estamos a sus órdenes.

Dr. King:  Señores, el tiempo se nos ha ido.  Ha sido un placer conversar con un judío creyente en Yeshua como El Mesías Y OÍRLE DECIR QUE LA AUTORIDAD NO ESTÁ NI EN EL PROTESTANTISMO NI EL CATOLICISMO, SINO EN ISRAEL.  QUE ES A ISRAEL A QUIEN DIOS MISMO POR DECRETO CELESTIAL, LE HA ENCOMENDADO Y CONFIADO TODO LO QUE SEA SU PALABRA.  ¿Entendí bien Dr. Avraham?

Dr. Avraham:  Creo que sí, y creo que usted es un gran estudiante.  Gracias.