Por medio de Yeshua El Mesías, hay acceso al Trono de La Gracia en el Cielo, donde Elohim (El Juez Supremo), nos escucha y responde

Y cuando Moshe (Moisés), entraba en la tienda de reunión para hablar con Él, escuchaba una voz que le hablaba desde encima del asiento del perdón que estaba sobre El Aron HaEdut (El Arca del Testimonio o Alianza), de entre los dos kerubim (querubín); y de allí hablaba con Él.

Bamidbar (Números) 7:89, Versión Escrituras Unidad

Leer Bamidbar (Números) 7:72-89

¿Quién puede hablar con El Eterno en El Lugar Santísimo? 

Por medio del Mesías Yeshua hay acceso al Trono de La Gracia en el Cielo.  Todos los que han dedicado sus vidas al Eterno por medio de su Hijo y Representante Yeshua El Mesías, tienen el derecho de adorar al Abba (Padre) en Ruaj (Espíritu) y Emet (Verdad) entrando en El Lugar Santísimo, en El Mishkan (El Tabernáculo) Celestial.

Moshé (Moisés) fue el único que en cualquier momento podía entrar en El Lugar Santísimo, en El Mishkan (El Tabernáculo) terrenal. Así Yeshua El Mesías es El Único que está ahora en El Lugar Santísimo en El Mishkan (El Tabernáculo) Celestial, Y ESTÁ SENTADO A LA DIESTRA DEL PADRE INTERCEDIENDO POR NOSOTROS ANTE EL PADRE.  Leemos en la Carta a los Judíos (Hebreos) 10:11-14, Versión Hebraica del Código Real: “Y ciertamente todo kohen (sacerdote) está de pie, día tras día, sirviendo y ofreciendo repetidamente los mismos sacrificios que nunca pueden quitar completamente los pecados.  PERO ÉSTE, HABIENDO OFRECIDO UN SOLO SACRIFICIO PARA SIEMPRE POR LOS PECADOS, fue sentado a La Diestra de Dios.  De ahí en adelante espera pacientemente hasta que YHVH Elohim (YHVH El Juez Supremo), ponga a los que se le oponen, por estrado de sus pies.  Porque con una ofrenda purificó para siempre a los escogidos.  Por esa razón, todos los que están dentro del Mesías podrán adorar al Padre y acercarse a Él en El Nombre de Yeshua El Mesías.  Leemos en Yohanán (Juan) 14:13-14, Versión Biblia de Estudio Ryrie: “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi Nombre, lo haré, para que El Padre sea glorificado en El Hijo.  Si algo pidiereis en mi Nombre, Yo lo haré.”

Acércate al Eterno por medio de Yeshua SU HIJO Y REPRESENTANTE y habla con Él y aprende a escuchar la voz que te habla, y así recibirás sus directrices para tu vida.