El Padre y Su Hijo Yeshua son un Ejad (Unidad Perfecta)

“EL” no es Ish (hombre, varón, marido) para que mienta, ni es hijo de Adam (hombre)
para que se arrepienta.  Él habla, y lo hace; su palabra permanece para siempre.

Bamidbar (Números) 23:19, Versión Escrituras Unidad

¿Puede YHVH ser un hombre o hijo del Hombre?

Este es uno de los textos más claros que afirman la verdad absoluta de que EL ETERNO, EL SHADAI (EL TODOPODEROSO), NO ES HOMBRE NI HIJO DE HOMBRE.

He aquí tres testigos más de Las Escrituras que afirman lo mismo: En 1 Shmuel (1 Samuel) 15:29, Versión Escrituras Unidad, está escrito: “Además, el que es la Netzaj (Triunfo, Victoria, Perpetuidad, Eminencia), de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta.”  También la Gloria de Israel no mentirá ni cambiará su propósito, porque ÉL NO ES HOMBRE para que cambie de propósito.”  En Iob (Job) 9:32, Versión Escrituras Unidad, está escrito: “Por cuanto ÉL NO ES UN ISH (HOMBRE) como yo para que le pueda contestar, y vayamos juntos a juicio.”  En Hoshea (Oseas) 11:9, Versión Escrituras Unidad, está escrito: “No ejecutaré el ardor de mi ira; no me volveré para destruir a Efraim; por cuanto Yo Soy “EL”, Y NO HOMBRE.  Soy El Kadosh (El Santo) en medio de ti; y no atacaré a la ciudad.”  El Shemá es el más grande Mandamiento que le dice a Israel en Debarim (Deuteronomio) 6:4, Versión Escrituras Unidad: “Oye, Israel, El Eterno nuestro Dios, Uno es.”  En Hebreo:  Shemá Israel Adonai Elojeinu, Adonai Ejad, Baruj Shem-kivod  Mal-huto Leo-lam vaed.

LAS ESCRITURAS NO PUEDEN MENTIR NI FALLAR Y EL ETERNO NO PUEDE CONTRADECIRSE A SÍ MISMO.  La creencia de que Eloah (Dios), se haya hecho hombre es causada por la confusión y por no entender que el término hebreo “elohim” no solamente es aplicado al Eterno (pero con mayúscula), SINO TAMBIEN SOBRE SUS DELEGADOS MALAJIM (ANGELES) Y HOMBRES.  Elohim con mayúscula quiere decir El Juez Supremo, USADO SOLO PARA ELOAH (DIOS) y para Su Hijo Yeshua El Mesías, a quien El Padre le dio TODA AUTORIDAD.  Y elohim con minúscula quiere decir jueces, usado para Autoridades Celestiales y de La Tierra.   Leemos en Tehilim (Salmos) 82:1, Versión Biblia de Referencia Thompson:  “Dios está en la reunión de los dioses (jueces); en medio de los dioses juzga.”  Y en Tehilim (Salmos) 82:6, leemos:  “Yo dije:  vosotros sois dioses (jueces), y todos vosotros hijos del Altísimo.”  Estudiando estos versículos a través de las Raíces Hebreas de nuestra Fe, entendemos así:  “Elohim (El Juez Supremo), está en la reunión de los elohim (jueces, autoridades); en medio de los elohim (jueces, autoridades ) juzga.”   Leemos en Tehilim (Salmos) 50:1:  “El Dios de dioses, ha hablado, y convocado a la tierra, desde el nacimiento del sol hasta donde se pone.”  En este Tehilim (Salmo) 50:1 leído a través de Las Raíces Hebreas de nuestra Fe, entendemos:  “Elohim (El Juez Supremo) de elohim (de jueces), ha hablado y convocado a La Tierra, desde el nacimiento del sol hasta donde se pone.”

EL ESTUDIO DE LAS ESCRITURAS A BASE DE LAS DIFERENTES TRADUCCIONES, DA PIE A MUCHAS CONFUSIONES Y MALOS ENTENDIDOS. UNA DE LAS MÁS GRAVES ES CREER QUE EL ETERNO HA VENIDO EN CARNE Y HA MUERTO Y RESUCITADO.

La Torah afirma vez tras vez que El Shadai (El Todopoderoso) no es hombre, y por eso no puede ni nacer, ni morir, ni resucitar. PENSAR ASÍ DEL ETERNO ES TENER UN CONCEPTO MUY PEQUEÑO DE “EL ELION (EL ALTÍSIMO)”.

El hecho de que Él pueda revelarse a través de un hombre es otra cosa. No estamos hablando de eso aquí, sino sólo de que Él no es, ni puede ser, ni puede convertirse en un hombre, ni en hijo de hombre, ni ser El Hijo del Hombre.  Él se reveló a través de Moshé, Los Profetas y a través de Su Hijo Yeshua El Mesías de Israel, Su Representante.  Al Eterno NADIE le ha visto, ni le verá.  Leemos en Yohanán (Juan) 1:18, Versión Hebraica del Código Real:  “A Elohim (El Juez Supremo), nadie ha visto jamás; El Juez Único de su clase (Yeshua HaMashiaj), que está en El Seno del Padre, Él lo reveló.”

CUANDO YESHUA DICE EN YOHANÁN (JUAN) 10:30 VERSIÓN HEBRAICA DEL CÓDIGO REAL: “EL PADRE Y YO, SOMOS UNO”, SIGNIFICA UN EJAD, UNIDAD PERFECTA; PERO HAY PADRE Y HAY HIJO; y está La Ruaj HaKodesh (La Presencia Divina, El Espíritu Santo), que viene del Abba (Padre) Celestial QUE NOS GUÍA EN TODA EMET (VERDAD).