Ama al Boré (El Creador) y a Su Hijo Yahshua El Mesías, guardando Sus Mandamientos y así serás fuerte y tendrás una larga vida aquí y en la eternidad

Retengan, pues, todos Los Mandamientos que les mando hoy para que sean fortalecidos, y puedan entrar en posesión de aretz (la tierra) a la cual entran para poseerla, para que prolonguen sus días sobre adamah (Tierra) que YHVH juró dar a sus padres y a sus descendientes, una eretz (tierra) donde fluye la leche y la miel.

Debarim (Deuteronomio) 11:8-9, Versión Escrituras Unidad

 Leer Debarim (Deuteronomio) 11:1-9

¿Cómo podemos llegar a ser fuertes y prolongar nuestras vidas?

La Torah nos da la clave para poder ser fuertes y tener Larga Vida en La Tierra:  La clave es guardar todos Los Mandamientos que El Eterno nos ordena hoy. Si el pueblo de Israel hubiera guardado Los Mandamientos, sería el pueblo más fuerte y grande del mundo.  Nosotros ya injertados en El Olivo Natural, debemos guardar Los Mandamientos (que nos corresponden) como Pueblo del Eterno.  Leemos en la Carta de Rav Shaul a los creyentes en Italia (Romanos) 11:17-18, Versión Hebraica del Código Real:  “Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, HAS SIDO INJERTADO ENTRE ELLAS, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del Olivo Natural (Israel), no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.”

Está escrito en la Epístola del Apóstol Pablo a los Efesios 2:12-18, Versión Hebraica del Código Real:  “En aquel tiempo estabais sin Mashiaj, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.  Pero ahora en Mashíaj Yeshua, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por el alma del Mashiaj.  Porque Él es nuestro shalom (paz), QUE DE AMBOS PUEBLOS FORMÓ UNA UNIDAD, derribando la pared intermedia de separación:  la enemistad, aboliendo en su carne la ley de los Mandamientos dados en las Ordenanzas contra los gentiles*, PARA CREAR EN SÍ MISMO DE LOS DOS UN SOLO Y NUEVO HOMBRE, firmando la paz, y reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, por medio del sufrimiento de Yeshua en el madero, destruyendo allí las enemistades.  Y vino y anunció las buenas noticias de shalom (paz) a vosotros que estabais lejos, y shalom (paz) a los que estaban cerca; porque por medio de Él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.”

*Nota:  Una referencia a las famosas 18 ordenanzas dadas por la Escuela de Shamai (Juez en Israel durante los días de Yeshua).  Este Juez se caracterizó por una observancia radical y legalista de la Torah.  La Escuela de Shamai hacía extremadamente difícil a un gentil convertirse al Judaísmo y hacerse judío.  Estas ordenanzas no tienen nada que ver con La Torah, La Ley Divina.

Pero, LOS SIETE PRECEPTOS (LEYES), PARA LAS NACIONES SON:

1.  No adorar falsas deidades.

2.  No blasfemar.

3.  No asesinar.

4.  No robar.

5.  No mantener relaciones sexuales ilícitas.

6.  No comer carne de animal con vida.

7.  Promover el juicio y la justicia en el lugar de residencia.

  • Un pueblo que NO COMETE IDOLATRÍA será un pueblo fuerte.
  • Un pueblo QUE NO BLASFEMA vivirá por largo tiempo en su tierra.
  • Un pueblo donde NO SE ASESINA NI A LOS NACIDOS NI A LOS NO NACIDOS será poderoso.
  • Un pueblo QUE NO HURTA sino respeta la propiedad privada tanto de los ricos como de los pobres, será prosperado.
  • Un pueblo que NO COMETE ADULTERIO Y FORNICACIÓN tendrá familias unidas y felices.
  • Un pueblo que NO COME PARTES DE ANIMALES VIVOS tendrá una larga existencia en su país.  Ejemplo: En muchos restaurantes de países orientales tienen mesas especiales donde colocan un monito vivo en un aparato que le prensa su cabecita, inmovilizándole y con una sierra especial cortan la capa de la cabeza y estando en movimiento el cerebro se lo comen, haciendo sufrir a un animalito indefenso.
  • Un pueblo CUYO SISTEMA JUDICIAL VIGILA SOBRE LA CONDUCTA DE SUS CIUDADANOS Y CASTIGA a todo aquel que quiebre alguna de las siete leyes anteriores y premia a los que las respetan, será un pueblo sumamente fuerte y bendecido en la Tierra.

Ya habiendo aceptado EL ÚNICO PLAN de salvación del Eterno a través de su Hijo Yeshua HaMashiaj, GUARDA TODOS LOS MANDAMIENTOS ESCRITOS EN LA TORAH (LEY, INSTRUCCIÓN), QUE TE APLICAN YA COMO ISRAELITA INJERTADO EN EL OLIVO NATURAL. Y serás fuerte y tendrás una larga vida, y en la resurrección disfrutarás en La Presencia del Adón (Señor) Yeshua El Mesías que vendrá a reinar por mil años de Shalom (paz), en La Tierra desde Ierushalaim (Jerusalén).  El vendrá como El Señor de señores, Rey de reyes y Kohen HaGadol (El Sumo Sacerdote) según el Orden de Malki-Tzedek.